Puerta Escénica

Puerta Escénica es una agencia de noticias cultural y crítica teatral y cinematográfica.​ Noticias, entrevistas, crítica teatral, fotoperiodismo.

El optimismo y persistencia de Nicolás Isuani en México.

Siempre veía en la televisión las novelas o películas y me parecía muy divertido jugar a hacer otra persona, así que tomé la decisión de irme a Buenos Aires. - Nicolás Isuani

CARTELERA

Mi Cristo Roto
Mi Cristo Roto
Mi Cristo Roto
{"visible_panels":"3","width":"850","height":"250","orientation":"horizontal","panel_distance":"0","max_openedaccordion_size":"80%","open_panel_on":"click","shadow":"false","autoplay":"true","mouse_wheel":"false"}

Desde la ciudad de Mendoza, Argentina, Nicolás Isuani Coirini llegó a México en el 2021 para mostrarnos sus virtudes actorales, destacando su papel protagónico en “Lasaña de mono” película argentina, Puerta Escénica tuvo la oportunidad de platicar con él.

LOS INICIOS DE ISUANI.

Para mí tanto el cine como el teatro, son la oportunidad de darle vida a un personaje, de sentir cosas que quizás en el día a día no llegamos a sentir, en encarnar personalidades diferentes a las que puedo ser yo. Volver a ser un niño y jugar.

Nicolás Isuani

En 2013 Nicolás tomó clases con el profesos Oscar Nalla en la ciudad de Buenos Aires, en dicho taller se dio cuneta que quería dedicarse a la actuación y decidió regresar a Mendoza para iniciar su formación profesional.

Me di cuenta que para lograr dedicarme a la actuación (ya sea teatro, cine o TV) se necesita muy buena formación. Entonces en el 2014 y 2015 me matriculé en diversos talleres como improvisación en el Taller Exacto, comedia musical y canto en Academia Yo soy), creación de personajes con Manuel García y canto con el profesor Mariano Leotta.

En este tiempo, Nicolás participó en diversas obras de teatro y de comedia musical, montajes organizados por las mismas academias. Fue a finales del 2015 que logró conseguir su primer protagónico en el séptimo arte con la película “Lasaña de mono” del director Federico Santos y bajo la producción de Puerta Amarilla, “Lasaña de mono” es una divertida comedia que se exhibió en salas de cine de Mendoza y Buenos Aires, obteniendo diversos premios en Niza, Francia y en Houston, Estados Unidos, actualmente sólo se puede disfrutar en Amazon Prime en Argentina.

Esta película fue un despertar para mi, y me animó a querer dedicarme a esto que tanto me apasiona.

Una vez concluidas las grabaciones, Isuani decide regresar a Buenos Aires para perfeccionar sus técnicas de actuación frente a cámara. En el 2019 participó en diversas producciones de tinte publicitario, mismas que se grabaron en Santiago de Chile, posteriormente vino la pandemia de COVID 19 suspendiendo toda actividad.

Estudié con varios profesores que mejoraron mucho mi técnica. Lo que me abrió las puertas para poder estar en varias producciones más.

A pesar de que “Lasaña de mono” ha sido el desafío más grande que ha tenido, también a colaborado para producciones como la serie “Simona”, la película “El desertor”, y en diversos cortometrajes que en algunos casos han obtenido importantes premios en los festivales de cine.

DIFERENCIA ENTRE CINE Y TEATRO

Son códigos diferentes yo digo que el teatro tiende a agrandar todo a sacar tus emociones lo más que puedas y el cine es todo lo contrario tiende a hacer las cosas más chiquitas y contener, (la cámara lo ve todo). El teatro tiene esa adrenalina de estar en vivo y tener ese “feedback” de la gente en el momento. Y el cine nos ha dado la posibilidad de llegar a mucha más personas estando desde sus casas.

EL MUNDO REAL

Cuando empecé a estudiar hace casi 10 años tuve que luchar con los paradigmas sociales de que es muy difícil vivir de la actuación ya que para llegar a las grandes producciones que pagan bien es muy difícil y hay mucha competencia.

El mundo de la actuación es un mundo muy cerrado, donde por lo general siempre toman a los mismos para las series o películas, pero eso nunca me desmotiva, al contrario, mientras más me dicen que no, mas ganas me dan de hacerlo. Y siempre fui fiel a lo que yo siento, no persigo el dinero ni la fama, hago lo que hago porque me llena el alma, procuro levantarme todos los días con una actitud positiva, haciendo lo que amo y me apasiona.

MI ESTILO ES LA DIFERENCIA

Yo digo que el actor es un donante, le dona su cuerpo a ese nuevo personaje.

No se si tenga algún estilo definido, trato de no encasillarme en lo fácil que pueda acercarse a mi forma de ser o mi apariencia. Mientras más distinto sea el personaje de mi, me dan mas ganas de interpretarlo. Por eso no creo que tenga un estilo, me encanta hacer humor y comedias pero también me gusta mucho lo dramático o de ciencia ficción.

El actuar te da esa posibilidad de poder jugar, y personalmente me ha hecho conocerme mucho a mi, lo que me gusta, lo que no me gusta. Sería imposible interpretar a otra persona si yo no sé las cosas que me hacen bien y las que me hacen mal. El ser actor me ha brindado ser introspectivo.

En el momento que se escucha el Acción, ser una persona totalmente diferente, yo se que todos los que se dedican a esto me van a entender, es inexplicable pero en ese momento vos no estas, esta el personaje.

LA LLEGADA A TIERRA AZTECA

Las castineras me han recibido muy bien y he tenido varios casting para personajes muy importantes, por ahora no se ha dado nada, pero tengo la certeza que voy por buen camino.

México siempre estuvo en mi radar, hoy creo que es el país que más producciones audiovisuales tiene en el mundo de habla hispana, pero antes de venir quería estar bien preparado, por esa razón, invertí mi tiempo en tomar varios cursos, entre ellos, estudié un taller de “Español Neutro” con la intención de obtener más papeles.

Agradecemos a Nicolás Isuani Coirini la oportunidad de conocerle más, deseándole que siga tocando más puertas para que próximamente lo veamos en producciones mexicanas.