Puerta Escénica

Puerta Escénica es una agencia de noticias cultural y crítica teatral y cinematográfica.​ Noticias, entrevistas, crítica teatral, fotoperiodismo.

Ballenas, con tonalidades medias nos quiere llevar a las profundidades del mar para que los recuerdos y memorias sean expuestos o, acaso ¿las memorias no están en lo más profundo de nuestro ser?

CARTELERA

Mi Cristo Roto
Mi Cristo Roto
Mi Cristo Roto
{"visible_panels":"3","width":"850","height":"250","orientation":"horizontal","panel_distance":"0","max_openedaccordion_size":"80%","open_panel_on":"click","shadow":"false","autoplay":"true","mouse_wheel":"false"}

Cuando uno esta dispuesto a ver una obra de teatro, al menos un servidor, pasa por su mente una serie de puntos para cubrir sus expectativas, en esta ocasión me invitaron al Foro Teatral Xonaca para ver Ballenas, tras esperar al menos los 15 minutos de tolerancia que dan las compañías teatrales que, espero no se vuelva una tradición cultural de esperar ese tiempo, nos invitaron a pasar al foro donde se llevaría la representación, ¿Qué fue lo que paso durante la función?

El significado de la memoria, el recuerdo y sobre todo el agradecimiento de las historias contadas por los protagonistas, Vid Torres, AnnaLu Mendoza, Francisco Vidal, Oswaldo Durán y Rafael P. de la Cruz (director y dramaturgo), llenaron de recuerdos de mi propia existencia y por ende, fui envuelto en un sentimiento de agradecimiento.

Fotografía Luis Rodríguez – Puerta Escénica

Ante diversas preguntas ¿el ser humano vive de recuerdos? ¿son los recuerdos los que nos hacen mantenernos vivos? o será que ¿las experiencias significativas de nuestras vidas son las únicas que se queden en nuestras memorias y por ende al recordarlas nos sentimos vivos?

Ballenas, es de esas obras de teatro que mezclan ficción con realidad, realidad con ideas adaptadas, en este caso del libro de Moby-Dick, donde la vivencia de sus protagonistas, contadas en primera personas, son las que transmiten al publico que decide abrirse ante la incertidumbre de qué va a ocurrir después de la tercera llamada.

Fotografía Luis Rodríguez – Puerta Escénica

Algunos espectadores se podrán sentir identificados por las circunstancias de los personajes, en mi caso, aunque no ocurrió de esa manera, pero tuve la sensación de sentirme agradecido por la confianza de los integrantes al contarme su propia experiencia de vida, esto pasa sólo entre amigos o con personas que sientes la confianza para contarles tu propia vida y, aunque en el teatro, es otra ventana donde nos enteramos de la vida ajena, las situaciones presentadas escaparon de la ficción para adentrarse en la realidad, teniendo una apertura total hacia los que disfrutamos en esta obra de teatro sin la cuarta pared.

Aquí, vuelvo a reiterar mi agradecimiento al equipo de Ballenas, por mostrar un poco de su propia vida. Ahora puedo decir que ya conozco un poco mejor a los integrantes, la verdad, es que no me esperaba la historia de Ballenas, solo esperaba que la historia y las actuaciones fueran de mi agrado, pero al salir de la función, fue como si me llevara una parte de ellos, de su historia, de sus situaciones, así mismo y como mencioné anteriormente, me hicieron recordar cosas de mi propia existencia. Aunque en el teatro, sucede también que las historias presentadas, el público sale con un cúmulo de emociones, pero en Ballenas fue cómo si estuvieras en una reunión debajo del mar, conviviendo con ballenas, o aun mejor, dentro de alguna ballena, te llevas un poco la vida de Vid, AnnaLu, Francisco, Oswaldo y Rafael personajes reales, no ficticios como los que inventa un dramaturgo, entretejiendo así realidad con ficción, aunque a mi parecer más realidad que ficción.

¿Será por eso que las actuaciones de los 5 protagonistas fueron tan sinceras? solo las personas que los conozcan y ellos mismos sabrán que tanto es ficción que tanto es realidad, y que bien supo dirigir y plasmar la pluma de Rafael, que va mezclando las experiencias de vida de cada uno de los personajes que, bajo el océano, propuesta escenográfica que contiene fuertes elementos poéticos como estructuras de metal cilíndricas, hilos rojos simulando las redes de pescar para entretejer las historias, bolsas o contenedores “flotando” a lo ancho y largo del escenario poco convencional a 3 bandas.


Dramaturgia: Rafael P. de la Cruz y el elenco.

Dirección: Rafael P. de la Cruz.

Producción: Eduardo Furiatti.

Producción ejecutiva: Sergei Borrayo

Asistencia de dirección y artes: Gabriela Martínez

Diseño de espacio escénico y vestuario: Victor Zavala

Diseño Sonoro: David López Luna

Técnico en iluminación: Nadia Paz Rodríguez

Asesoría de dirección y entrenamiento corporal: Laura Fernández Vázquez

Diseño gráfico: Eduardo Furiatti


Fotografía Luis Rodríguez – Puerta Escénica

Por eso la propuesta visual de Ballenas está llena de símbolos, que en algunos casos, podrían afinarse para que todos tengan el significado correspondiente. Con tonalidades medias nos quiere llevar a las profundidades del mar para que los recuerdos y memorias sean expuestos o, acaso ¿las memorias no están en lo más profundo de nuestro ser?

Ballenas, también utiliza medios audiovisuales como es la proyección de fotografías y frases y que cómo espectador debemos tener en cuenta para no perder los detalles que nos presentan los personajes.

Fotografía Luis Rodríguez – Puerta Escénica

Bajo la producción de Eduardo Furiatti – Teatro Escarlata y la compañía Sincronía Teatral, Ballenas es una obra que se abre a los todos los espectadores que quieran empaparse de la propia experiencia de vida, me pregunto si ¿Los familiares de los protagonistas ya se dieron la oportunidad de abrirse a sus propios recuerdos, a sus propios integrantes? Me encantaría algún día escuchar los comentarios de los familias o amigos cercanos, ya que si una persona ajena pudo salir de la sala de teatro con tal agradecimiento, supongo que los familiares y amigos cercanos van a salir con mayores emociones de gratuidad.