fbpx

Puerta Escénica

Puerta Escénica es una agencia de noticias cultural y crítica teatral y cinematográfica.​ Noticias, entrevistas, crítica teatral, fotoperiodismo.

Juntas al final de la vía: quedarse con la esperanza intacta

Puerta Escénica da la bienvenida a una nueva voz crítica en el mundo teatral: Majo Alanís. En este espacio, explora "Roma al final de la vía", una obra de Daniel Serrano que resalta el acompañamiento y la fuerza de resistir, con anhelo de una diferencia, las vicisitudes de vivir un contexto monótono y atravesado por la violencia. Actuada por Yuriko Becerril y Valeria Ortega, dirigida por Fernando Yralda, esta obra íntima nos sumerge en la vida de Evangelina y Emilia, quienes sueñan con llegar a Roma. las actrices nos llevan a través de las distintas etapas de sus vidas, desde la infancia hasta la vejez, manteniendo al público intrigado y comprometido con la historia.

CARTELERA

Mi Cristo Roto
{"visible_panels":"4","width":"850","height":"250","orientation":"horizontal","panel_distance":"0","max_openedaccordion_size":"80%","open_panel_on":"click","shadow":"false","autoplay":"true","mouse_wheel":"false"}

El retrato de muchas mujeres en México que aspiran a salir del lugar donde viven para sentirse plenas y libres, sin riesgo por el crimen organizado, el narcotráfico, la violencia doméstica, el machismo y un sin fin de situaciones de violencia que se viven diariamente en nuestro país.

Foro 1 abrió sus puertas por primera vez en enero de este año para recibir obras de pequeño formato en un espacio íntimo, tal es el caso de “Roma al final de la vía” de Daniel Serrano. La obra, actuada por Yuriko Becerril y Valeria Ortega, dirigida por Fernando Yralda, se presentó este 1 de febrero de 2024.

Evangelina y Emilia se acompañan desde la niñez hasta la vejez con el deseo común de partir a Roma en tren. Guiadas por la esperanza de salir de su pueblo natal, en varios momentos de su vida buscan la forma de cumplir su anhelo.

Una banca de madera y algunos cambios de vestuario como moños, mandiles, rebozos, faldas y playeras dentro de bolsas “de mandado” son elementos minimalistas suficientes para trasladar al público a los lugares en los que se enmarcan las diferentes épocas de la vida de estas mujeres. La propuesta utiliza estos elementos básicos para plantear situaciones, como el juego cuando son niñas, las conversaciones de adolescentes, su primera relación de pareja o su primera menstruación, la persecución al tren corriendo por las vías, entre otras.

El trabajo interpretativo de las actrices es atractivo por la forma en la que transitan por las edades de las personajes (7,13,20,40,60 y 80 años). Es una forma sencilla y práctica, ya que nos introducen en la ficción cambiando detalles de su vestuario y peinado, con ayuda de su voz, corporalidad y desplazamiento por el escenario. En la medida en que las actrices modifican su corporalidad de niñas, con saltos, juegos y movimientos más rápidos a viejas con movimientos más lentos y privilegiando el uso de la voz, el público se interesa por conocer más sobre la historia, permanece con la expectativa de observar lo que desarrolla la trama.

“…Allá si saben querer a las mujeres…”

Al tratarse de una pieza con tintes cómicos, es preciso que el ritmo y escucha por parte de ambas permita atender al planteamiento de hechos que generen risa. Sin embargo, el humor no se hace presente en el público durante la primera parte de la obra, a pesar de que algunos diálogos e interacciones así lo propongan. Es casi hasta la escena final (de la vejez) en que la audiencia ríe; esto obedece a que mientras Yuriko muestra cambios de voz y corporalidad en la representación de las distintas edades de Evangelina, Valeria permanece monótona en su forma de hablar y moverse por el escenario gran parte de la obra.

Si bien, es importante hablar sobre los temas que atraviesan la historia de estas mujeres en su contexto, como el machismo o la monotonía del lugar donde viven, la obra permite esencialmente pensar en el valor de mirar con esperanza una vida digna y eso, quizás, se logre también a través de la compañía que se dan entre ellas. Lo más sobresaliente de esta obra es la pertinencia en el tratamiento de las problemáticas que viven, pues apuesta por un enfoque de comunicación asertiva, que desde el escenario evidencia las formas de violencia sistémica que recibimos las mujeres, pero no la reproduce ni la fomenta.

“Roma al final de la vía” Es una entrañable historia de amistad y resiliencia, narrada de forma muy efectiva, ya que desafía la percepción machista de que las mujeres no podemos ser amigas de otras mujeres y acompañar nuestras experiencias y deseos. Eva y Emilia se quedaron, pero viendo pasar su vida juntas y con la esperanza intacta.

Fecha: 1 de febrero 2024
Nombre: Roma al final de la vía
Lugar: Foro 1
Artistxs/compañía: Yuriko Becerril (Evangelina) y Valeria Ortega (Emilia), Fernando
Yralda (Director) y Ricardo Rugerio (Musicalización)
Costo: $180
Publico dirigido: 15+