fbpx

Puerta Escénica

Puerta Escénica es una agencia de noticias cultural y crítica teatral y cinematográfica.​ Noticias, entrevistas, crítica teatral, fotoperiodismo.

El Reflejo de las Experiencias de Terror en Samantha Gómez

Inmersa en el género del terror, Samantha encuentra un camino poderoso. Al materializar sus ideas en teatro, logra conectar con la audiencia a través de misterios y símbolos. Este género le permite explorar los temores humanos más profundos, provocando conmoción emocional y conexión única con el público.

CARTELERA

Mi Cristo Roto
{"visible_panels":"4","width":"850","height":"250","orientation":"horizontal","panel_distance":"0","max_openedaccordion_size":"80%","open_panel_on":"click","shadow":"false","autoplay":"true","mouse_wheel":"false"}

“Elegí teatro porque creo que todos elegimos lo que necesitamos y para mí es importante expresarme, soy muy intensa y me gusta estar frente a un escenario, tener atención.”

Samantha Gómez

Hay caminos que a veces se cruzan y te llevan a un destino inimaginable, Puerta Escénica tuvo la oportunidad de conversar con Samantha Gómez, actriz mexicana residente de la Ciudad de México, que jamás imaginó que el camino de la danza la llevaría a aventurarse por el arte del teatro y del terror llevándola tanto a la pantalla chica como grande. En exclusiva esta talentosa actriz nos cuenta el cómo llegó a enamorarse de un arte completo con toques de terror y misterio.

Samantha descubrió su pasión por el teatro a través de la Danza al quedar seleccionada en un casting para la compañía teatral ´Vida y movimiento´ dirigida por Manlio Cobos, su decisión de incursionar en el arte actoral fue después de ver su primer ensayo motivándola a tomar talleres y a prepararse para actuar, expresarse y mostrar su talento frente al escenario con toda la atención enfocada en ella.

Después de ver un ensayo me quede encantada con todo lo que hacían, y a partir de ahí empecé con talleres de teatro, estuve en esa compañía muy poco tiempo desafortunadamente, pero la pasé increíble.

Samantha Gómez

Samantha Gómez ha participado en más de 20 producciones como son:

Producción de la compañía Vida y Movimiento y dirección de Manlio Cobos: ¡Qué Plantón!
Producción y dirección de Francisco Betancourt: Los Enredos de Lucifer, Entre Diablas te Veas, Tengamos el Sexo en Paz
Producción y dirección de Rommy Guzmán: Divorciadas, Evangélicas y Vegetarianas, La Princesa Luz del Día
Producción de la compañía Jali de Malí y dirección de Alejandro Márquez: El Rey León, La Sirenita, Te voy a contar, Chepo y el Hombre de Nieve, Te Voy a Contar.
Producción de UH Producciones y dirección de Pablo Sosa y Humberto Fabrizzio : Betz, antes Muerta que ser Gringa y # El Lado B
Producción de Dionisias Urbanas Producciones y Dirección de Miguel Carranza: Los Enredos de Asmodeo
Producción de Teatrísimo Producciones y dirección de Pablo Sosa: Godínez, Oz, el Musical, HashTag, Cual Es el Tuyo, Erase una Vez en Belén, A la Media Noche.
Producción de Teatro Gato Parado, LaBé y Dirección de Teresina Bueno: Lunas, Frágiles, Secretos y Obsesiones, Historias que se comparten con un café.
Producción de Tepeticpac y dirección de Víctor Pérez: Cuentos de la Milpa.
Producción de Ápeiron Teatro y dirección de Viridiana Monteagudo:El Molino Mágico.
Producción de Ápeiron Teatro y dirección de Esteban Montes: Festín Vudú.


Su experiencia en varios montajes la llevó a enfocarse en el género del terror, donde finalmente descubrió su propio estilo.

Creo que el estilo apenas se está formando con cada proyecto que realizo y al mismo tiempo lo estoy descubriendo. Para hacer y escribir teatro de terror veo mucho cine y me gusta leer cosas sobre psicoanálisis.

El género del terror la lleva por un buen camino, el hecho que ella materialice sus ideas en una obra de teatro hace conectar a los espectadores con los misterios y símbolos puestos en escena. A Samantha le atrae este género porque le permite explorar los temores más profundos de la humanidad, como la soledad, la muerte, la violencia, las enfermedades, los desastres, la familia y los recuerdos de la infancia, y lo hace a través de elementos misteriosos y aterradores que provocan una conmoción emocional en la audiencia. Ella valora cómo el terror puede reflejar las experiencias internas de los personajes y, al mismo tiempo, conectar profundamente con el público.

Para mi el teatro es parte de mi vida, no concibo mi existencia si no tengo alguna actividad teatral continuamente, es como una terapia que necesito.

Samantha ha aprendido que el trabajo actoral es un constante viaje de autoconocimiento, una experiencia de vida que nutre su capacidad de actuar y escribir. Para ella, la vida misma se convierte en la fuente de inspiración y materia prima del teatro. Actuar es, para ella, una forma de transformarse, de sumergirse en otras vidas y experiencias para interpretar personajes de manera auténtica y conectar con el público. Considera que el actor debe estar en constante preparación, explorando distintas disciplinas como danza, música, deportes y cualquier otra área que despierte su interés, ya que esto enriquece su repertorio y aporta recursos adicionales a los personajes que interpreta.

Relación Actor – Dramaturgo – Director

En cuanto a su relación con el dramaturgo, Samantha cree que su aporte debe ser un entendimiento profundo de los personajes y una capacidad para complementar la visión del dramaturgo en las historias que ha creado. Respecto al director, busca ofrecer propuestas que enriquezcan y profundicen la construcción del personaje, contribuyendo a que este sea más interesante y completo en la representación teatral.

Samantha valora la comunicación entre el actor y el director como un elemento fundamental en el proceso teatral. Desde su perspectiva, considera que el trabajo en conjunto es esencial, y aprecia el rol del director en la orientación y desarrollo de los personajes.

Actuar es divertido y catártico al mismo tiempo. Además si me pagan por hacerlo uf!!, es la vida, no pido más.

Tríptico Festín Vudú

Festín Vudú es una trilogía de obras cortas que exploran temas profundos y perturbadores. La primera, “Hoy si quiero festejar”, se gestó a partir de mi constante observación de la violencia en algunas familias, incluyendo mis propias experiencias. Examiné el machismo arraigado en nuestra sociedad y cómo el “deber ser” impuesto nos aprisiona, llevándonos a tomar decisiones que nos hacen infelices, desencadenando frustración y violencia tanto en hombres como mujeres.

La segunda obra, “La Cicatriz”, surgió de la necesidad de crear un interludio mientras se acomodaba el escenario para la siguiente representación. La historia que escuché, una confesión horrorosa, se convirtió en mi fuente de inspiración. Esta pieza explora el significado profundo de las cicatrices y cómo estas marcan nuestras vidas.

Por último, “Vudú” aborda mi profunda curiosidad por los rituales, lo espiritual y las motivaciones detrás de las maldiciones. Me intrigaba entender por qué algunas personas buscan destruir a otras y causarles sufrimiento de las maneras más crueles posibles. Esta obra explora hasta dónde puede llegar el rencor y el odio en el ser humano.

Con un talento único y un gran carisma, Samantha Gómez canalizó su empeño, tiempo y esfuerzo hacia su debut como directora cinematográfica en el cortometraje “El Inquilino”, que obtuvo el reconocimiento en la convocatoria de Macabro Coven 2023 y fue galardonado en el Festival de Cine Internacional de la Toba 2023 como el Mejor Cortometraje Mexicano.

El estilo característico de Samantha Gómez se ha moldeado y evolucionado a lo largo de su trayectoria, influenciado por cada proyecto en el que se ha embarcado, sus actividades extracurriculares en diversas formas artísticas, sus propias iniciativas y su pasión por el psicoanálisis. Su versatilidad y destreza la han llevado a colaborar con importantes productoras, incluyendo Netflix, donde participó en la serie “Las Viudas de los Jueves”. Además, su firme necesidad de expresión la condujo a la conducción de un programa de radio por internet conocido como “Teatrando”, a través del cual promueve y respalda el teatro independiente.